"¿Quién es mi madre y mis hermanos? Quien hiciere la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre" (Ioannes Markos, 66-70, 3, 33 & 35).