Dedicada a la advocación de Martinus Turonensis, la colegiata de San Martín de Elines data su construcción a principios del siglo XII, sobre los restos de una iglesia anterior de estilo mozárabe, de la cual aún son visibles algunos restos del siglo X. El capitel derecho del arco que separa la linterna de la nave, presenta las escenas del sacrificio de los inocentes y la adoración de los magos.