en cuyo interior y en lugar desconocido enterraron al apóstol. Éste sería, siglos más tarde. el origen de Compostela, el principal destino de peregrinaje en la Edad Media. Por ello se representa a san Jaime como un peregrino con largo sayal,