El teatro Colón fue inaugurado el 25 de mayo de 1908 con la ópera "Aida" de Giuseppe Verdi, mientras que la primera piedra había sido colocada el mismo día de 1890. Hasta 1925 funcionó mediante empresas concesionarias que contrataban con la municipalidad de la ciudad, determinando así sus obligaciones artísticas y financieras, bajo el control de comisiones que representaban a los abonados.