El naturalista y geógrafo español Félix de Azara recorrió estas tierras de la mano de Artigas, un gran conocedor de la banda oriental, y después de haber fundado San Gabriel de Batoví (1800-1801) y hecho un exhaustivo reconocimiento, diseñó un plan para la región.